Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Duque es un mestizo de yorkshire que la Guardia Civil encontró abandonado, vagando por una carretera de Valga. Y ellos mismos han sido los que le enconraron una nueva casa.

El elegido ha sido un vecino de Mondariz de 77 años de edad con movilidad reducida. El hombre había quedado muy afectado tras la muerte de su perro, que fue asesinada de forma violenta y se negaba a salir de casa desde hacía un mes, desde que un vecino del mismo municipio, supuestamente, mató a Usi, el perro que lo acompañó durante los últimos nueve años y con el que iba a pasear todos los días.

Un can procedente del Centro de Acollida e Protección de Animais de Pontevedra, que había sido abandonado, Duque ha sido el afortunado para esta misión de cariño y mimos. El teniente estuvo acompañado por un miembro de la patrulla y el veterinario responsable técnico de la protectora pontevedresa que gestiona la Diputación, José Luis Pedreira.

Duque, un mestizo de yorkshire, ya ha conseguido que José salga de paseo. «De momento estamos bien, estoy cogiendo confianza con el e el conmigo» aunque recuerda constantemente a Usi: «Este es más callado y solo quiere estar sentado. El mio era un torbellino, andaba siempre alegre, pero también era otra raza de can». El vecino de Mondariz, todavía afectado por la muerte de su perro, «cuando me hablan de el me asoman las lagrimas», manifiesta que «un can non substituye a otro», pero reconoce que la sorpresa de la Guardia Civil «fue un gesto muy bonito. Estoy muy agradecido».

 

En sus primeras horas juntos, Alfaya se dio cuenta de que Duque tiene sus miedos. «En la calle está bien, pero no le gusta pasar las puertas», pero entiende que tiene que darle tiempo. «Hai que respectalo, teño que ilo encarrilandoHay que respetarlo, tengo que ir a

En cuanto al caso de la muerte violenta de Usi, su perro y «compañeiro de vida», el pasado 22 de marzo se celebró el juicio rápido en el Juzgado de Instrucción nº3 de Ponteareas. Un vecino de Mondariz es el sospechoso de matar a tiros a la mascota, y fue investigado como supuesto autor de un delito de maltrato animal.

El presunto culpable disparó a Usi con una escopeta de aire comprimido que le provocó una perforación en el abdomen. «Fue muy duro, nunca pensé que fuera a morir, pero los veterinarios no pudieron pararle la hemorragia», lamentó su propietario en el mes de marzo, tras conocerse la noticia del fallecimiento de su mascota. «Era mi amigo, mi guía y dormía a mi lado en el sillón», manifestaba Alfaya.

 

Share Button