Ya vuelve la primavera y las temperaturas suben. Todo eso propicia que cada año estas orugas bajen de los pinos y causen grandes problemas en animales y personas.

Vamos a mostraros unas cuantas trampas caseras para evitar que bajen al suelo. Aunque también existen medios a la venta para exterminarlas parecidos.

Una forma natural de eliminación es cortar, recoger y quemar los nidos en invierno o romper los bolsones, preferentemente por la tarde, así el frío de la noche entra en ellos y hace morir a las orugas. Se debe tener extremado cuidado con la

trampa procesionaria

manipulación de los bolsones por los efectos de urticaria que producen. Aunque ahora ya es tarde para hacer eso y tendremos que emplear otros métodos.

trampa procesionaria

Se puede realizar unas trampas, pegando alrededor del pino plásticos en forma de bolsas, donde las orugas de la procesionaria quedará atrapada, para luego eliminarla. También se puede poner agua en la trampa para que así se ahoguen.

En la primavera o en épocas de calor las orugas salen del nido para descender al suelo. Siguen a la guía en procesión. cuando llegan a la trampa todas van en círculo y se juntan en la trampa quedando así

atrapadas sin poder bajar.

trampa procesionaria con maceta

Estos son varios ejemplos de trampas caseras, aunque lo mejor es mantenerse lejos de ellas para evitar problemas con tu perro y las personas.

 

Share Button