Kelsey salva a su dueño de morir congelado ante un accidente que le pasa en la nieve.
En este caso es Kelsey la heroína de Michigan, Estados Unidos, tras salvar a su dueño al ayudarlo a mantener el calor corporal, luego de que él sufrió un accidente en medio de la nieve.

La historia en ese estado del norte del país fue compartida por el hospital McLaren Northern, donde atendieron a la víctima.

El 31 de diciembre por la noche, el hombre identificado como Bob salió para recoger un tronco para su chimenea, pero resbaló en la nieve y se rompió el cuello. Quedó paralizado y nadie escuchó sus gritos, pues sus vecinos más cercanos viven, según el hospital, a 400 metros de distancia.

El hombre pasó en la nieve 20 horas, hasta que quedó inconsciente. Sin embargo, durante todo ese tiempo su perro, una golden retriever llamada Kelsey, se quedó junto con él y lo mantuvo caliente al posarse encima de su cuerpo y lamerle la cara.

Los ladridos de la perra alertaron por fin a los vecinos por la tarde del 1 de enero. El hombre llegó al hospital con hipotermia y una lesión en el cuello que podía haberle causado una paraplejia, pero fue operado con éxito.

Según la historia del McLaren Northern Hospital, Bob se recupera lenta pero favorablemente y recibe terapia física. El hospital difundió la historia junto con fotografías del hombre y de su perra.

Esta noticia no deja de sorprendernos. ¡Qué listos son nuestros perros! No hace falta decirles nada para que entiendan nuestras necesidades. ¡Somos muy afortunados de poder compartir nuestra vida con ellos.!

Share Button