Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Playa de Camposoto

San Fernando. Cádiz

Playa de Camposoto

Este año 2.017 desde el 1 de Julio ya se encuentra disponible para su uso la playa con toda la señalización y servicios. Es la única playa para perros en la provincia y es una de las diez que existen este año en Andalucía.

La playa para perros de Camposoto queda inaugurada en 2.016 . Se ha conseguido después de que el ayuntamiento hiciera una consulta entre los habitantes del pueblo. Aunque la votación fue muy igualada, al final la mayoría votó a favor de poner la playa.

La playa para perros dibujada en Camposoto queda fuera de la zona de baño para personas y se extiende en dirección Punta del Boquerón. Este espacio comenza tras el acceso ocho, que es el último dotado de los servicios y equipamientos propios de la temporada de playa. En cada extremo de este tramo se instalaron dos paneles informativos sobre las normas de uso y se dispone contenedores para la recogida de las cacas. A este espacio se tiene que acceder de forma exclusiva por el sendero peatonal de la Punta del Boquerón.

Esta zona de playa ocupa una superficie aproximada de 5.000 metros cuadrados, donde las mascotas tienen que estar sujetas mediante correas, ya sea en el agua o en la arena. Dentro de esta superficie, se acotaron 1.125 m2, mediante un vallado desmontable de madera respetuoso con el medio ambiente, en el que las mascotas sí podrán estar sueltas.

Las normas de uso de la playa que puede ser consultado en distintos paneles especialmente en el acceso al sendero hacia la playa canina. La entrada de los perros a la playa canina debe hacerse en todo momento en compañía de sus dueños, con correa y exclusivamente a través del sendero peatonal que se dirige hacia la Punta del Boquerón. No está permitido acceder a la zona de mascotas con ellas por la orilla o por otros lugares de la playa. Una vez llegados a la playa canina, las mascotas sólo podrán permanecer sin correa en la zona vallada. En el resto de los 5.000 metros cuadrados de playa, deberán estar atados y podrán bañarse, pero también con correa y en compañía de sus responsables.

Ponemos enlace a la noticia dónde hay un vídeo de la playa y la zona de acceso.

Oficina de Turismo de San Fernando Sitio web
Dirección: Calle Real, 26, 11100 San Fernando, Cádiz

 

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share Button

¿Conoces esta playa? Deja un comentario para los próximos usuarios! Gracias!

2 Comentarios

  1. Paqui

    Playa de la tortura. El acceso que se ve en la foto. Con su pasarela de madera, apenas tiene 100 metros el resto, casi dos km, son mitad camino de piedras, matojos y pinchos de los que se clavan en las patitas y mitad, pura arena hirviendo. Ni el perro ni el dueño capaces de pasarlo en pleno verano. La zona acotada….. En la zona más alejada del agua, donde no corre brisa, sin sombra alguna. La valla que lo acota? Mi perro cabe perfectamente por entre el alambre, se salía y entraba a su gusto. O disgusto mejor dicho porque la arena era fuego. Fuera de ese recinto, siempre amarrado. En el agua, amarrado. Pero tu no te puedes bañar con el porque esta prohibido el baño. Y la gente que pasea, sacando fotos y llamando a la policía si ve algún perro suelto.
    Pero sobre todo el acceso, es insufrible. Lo tienes q terminar cogiendo en brazos. Una mujer de mediana edad casi se queda en mitad del camino a la vuelta pidió a la poli poder volver por la playa y le dijeron q tendrían que meter al perro en el bolso. Menos mal que era un pequinés! No le haré pasar por eso a mi perro nunca más.

    Responder
  2. Victoria

    Donde no ir con mi perro.
    Estuvimos en esta playa con toda la ilusión del mundo. Nuestra idea era, oh una gran playa de Cádiz y para perros? Pues haya vamos.
    Pero la ilusión se volvió en pesadilla.
    Para poder acceder se promete muy bien porque hay un caminito de madera pero oh cuál es la sorpresa que solo dura 300 metros como mucho y el resto lo tienes que hacer por las dunas, ni siquiera te dejan pasar por la playa, aunque no hay nadie en kilómetro y pico. Debido a pasar por dichas dunas mi marido tuvo que ir al hospital por las picaduras de mosquitos, se lo comieron vivo, suerte que mi perro iba con correa y yo le iba dando con ella a los mosquitos moviéndola continuamente porque fue al salir de allí y no podíamos quedarnos en la playa. Una vez llegamos al sitio las normas son de risa. El perro siempre tiene que estar atado excepto en un recinto pequeño donde no hay agua, aunque como digo antes no hay nadie en un kilómetro ni a derechas ni a izquierdas. En la zona donde él se baña no te puedes bañar tu y viceversa. La policía pasa cada dos por tres para ver si cumples estás normas absurdas y sino dejarte una de sus recetas, y la gente que pasa por allí encima super desagradable como si no tuvieran kilómetros de playa como para encima quejarse por unos pocos metros. Una vergüenza. No repito jamos

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntúa esta playa.

Total Votos: 2 Media: 1