Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Pancho se escapó junto a su amigo Rufo. Pancho es un labrador que vive en Gijón, Asturias.

Una mañana que su dueño salió con el coche de casa los dos perros vieron la oportunidad de dar una vuelta fuera de su espacio habitual. Salieron a la carretera sin que pudieran evitarlo.

La familia intentó inmediatamente localizarlos para que volvieran a su casa sin peligro para ellos ni para los demás.

‘Rufo’ apareció a los pocos minutos, atraído por el olor de la comida que habían dejado a la puerta de la casa para tratar de llamar su atención. Pero, para entonces, ‘Pancho’, que además se había quitado el collar con las patas, ya estaba demasiado lejos. ¿dónde estaba Pancho?

Cómo no lo encontraban llamaron a la policía para comentarles lo ocurrido y que el perro era bueno y estos se pusieron a buscarlo.

Con tan buena suerte que el perro fue encontrado a los pocos minutos de dar el aviso. Pancho, que es un poco tragoncete, se había colado en una panadería cercana, y al ver un pan tan apetecible ¡se comió dos barras!

El paseo de Pancho y su banquete de dos barras de pan le ha salido caro a su dueño, que ha tenido que pagar una multa de 300€.  No por las barras de pan, que se las regalaron en la panadería aunque fue Pancho quien las cogió.

La multa, por una infracción leve, consta que no ejerció «el control suficiente y adecuado» sobre el animal.  Advirtieron los agentes que le entregaron el perro que la sanción habría ascendido a 600 euros si algún vecino llega a poner una denuncia.

Asi que mucho cuidado con vuestros peludos. Además del susto que nos dan cuando se pierden o escapan nos arriesgamos a una buena multa.

Nos alegramos mucho del banquete de Pancho y que ahora esté de nuevo en su casa.

Esperamos que lo disfrutara y que no lo vuelva a repetir por el bien de la economía familiar y su salud.

Share Button